<style>.lazy{display:none}</style>Tónica dominante y subdominante - adrifersa.com
Saltar al contenido

Tónica dominante y subdominante

Introducción a los grados tónica dominante y subdominante

En este artículo aprenderás sobre los grados musicales denominados tónica, dominante y subdominante. Un concepto muy importante que te servirá no solo para aumentar tus conocimientos y mejorar tus composiciones o entendimiento, sino para aplicarlo de forma práctica con la guitarra.

Sería recomendable que antes de comenzar, le eches un vistazo a estos artículos:

 

Al final de esta lección encontrarás un cuestionario gratuito para que compruebes que has comprendido todo perfectamente.

 

Los grados tónica dominante y subdominante

En teoría musical, estos tres grados son conceptos de gran importancia que debemos interiorizar cuanto antes para tener una visión más global de la armonía tonal, que es el sistema por el cual organizamos los acordes y notas en la música occidental. Conocer esta teoría nos sirve de mucho para tocar la guitarra, ya que nos ayuda a comprender cómo funcionan ciertas canciones y de esta forma “adivinar” más rápido los acordes que las componen. Estos tres grados que vamos a explicar se refieren a las relaciones de tonalidad y función tonal entre diferentes notas o acordes en una tonalidad concreta. Veamos:

 

1. Tónica

La tónica es el grado de mayor importancia dentro de una tonalidad, ya que sirve como punto de referencia para el resto de notas y acordes. Es la nota o el acorde que establece la tonalidad y alrededor de la cual giran el resto de notas y acordes que tocaremos con la guitarra. Se podría decir que es el “centro tonal” alrededor del cual construimos una canción. Lo habitual es que la tónica sea el primer grado de la escala diatónica mayor o menor en una tonalidad determinada.

 

2. Dominante

El grado denominado “dominante” es el quinto (V) de la escala diatónica (mayor o menor) en una tonalidad que elijamos. Está muy relacionado con la tónica, ya que entre ellos existe mucha tensión y expectación. Dicho de otra manera más relacionada con el oyente, el grado dominante suele crear una sensación de “necesidad” de resolver hacia la tónica, nos “empuja” hacia ella. Esto hace que en muchos casos la persona que compone una canción usa este grado para prepararnos y llevarnos hasta la tónica, creando así una sensación de tensión y posterior resolución y conclusión. Este concepto puede ser usado también en la práctica para identificar qué grado está sonando e improvisar con la guitarra encima.

 

3. Subdominante

El grado “subdominante” es el cuarto grado (IV) de la escala diatónica (sea mayor o menor) en una tonalidad cualquiera. Su función en comparación con la dominante y la tónica, es la de crear equilibrio y reposo. Y debido a esta función, muchas veces se utiliza para preparar al oyente y llevarlo a la dominante, creando posteriormente una sensación de aumento de tensión y expectación en la música. Sin embargo, a diferencia de la dominante, la subdominante no crea esa necesidad tan fuerte de resolución hacia la tónica.

 

Ejemplos con los grados tónica dominante y subdominante

Pongamos tres ejemplos prácticos de cómo se utilizan los grados tónica, dominante y subdominante para entenderlos mejor:

 

Primer ejemplo:

Suponiendo que estamos en la tonalidad de Do mayor:

Tónica, dominante y subdominante - Ejemplo 1 Do mayor

  • Tónica (I) sería la nota C o el acorde de Do mayor (C)
  • Dominante (V) sería la nota G o el acorde de Sol mayor (G). Como truco podemos contar hasta cinco.
  • Subdominante (IV) sería la nota F o el acorde de Fa mayor (F). Podemos contar hasta cuatro para encontrarlo.

En este ejemplo, la nota C o el acorde de Do mayor es la tónica, ya que establece la tonalidad de Do mayor. La nota G o el acorde de Sol mayor es el grado dominante, ya que crea una tensión y expectación hacia la tónica C, y a menudo se utiliza para preparar y conducir hacia ella. Por último, la nota F o el acorde de Fa mayor es la subdominante, ya que equilibra y prepara el camino hacia la dominante G.

 

Segundo ejemplo:

Si estuviéramos en la tonalidad de La menor:

  • La tónica (I) sería la nota A o el acorde de La menor (Am)
  • El grado dominante (V) sería la nota E o el acorde de Mi mayor (E)
  • La subdominante (IV) sería la nota D o el acorde de Re menor (Dm)

En este ejemplo, la nota A o el acorde de La menor es la tónica, estableciendo la tonalidad de La menor. La nota E o el acorde de Mi mayor es la dominante, creando una tensión y expectación hacia la tónica A. Por último, la nota D o el acorde de Re menor es la subdominante, preparando el camino hacia la dominante E.

 

Tercer ejemplo:

Si suponemos que estamos en la tonalidad de Sol mayor:

  • Nuestra tónica (I) sería la nota G o el acorde de Sol mayor (G)
  • La Dominante (V) sería la nota D o el acorde de Re mayor (D)
  • Subdominante (IV) sería la nota C o el acorde de Do mayor (C)

En este ejemplo, la nota G o el acorde de Sol mayor es la tónica, estableciendo la tonalidad de Sol mayor. La nota D o el acorde de Re mayor es la dominante, creando una tensión y expectación hacia la tónica G. Por último, la nota C o el acorde de Do mayor es la subdominante, preparando el camino hacia la dominante D.

 

 

¿Entendiste cuál es la función de estos grados? ¿Te gustó el artículo?

¡Si es así comparte y deja un comentario!

Optimized with PageSpeed Ninja